martes, 27 de abril de 2010

Con la tecnología a cuestas

Y claro, después de preparar y definir (o eso creo) el equipaje personal que voy a llevar me asalta la segunda gran duda: el equipaje “tecnológico”. Imprescindible para esta aventura por otra parte, ya que se trata de dar buena cuenta de cada etapa “en directo”. Para ello quiero hacerme digitalmente independiente. Me explico. No depender de conexiones fijas a Internet de alojamientos, albergues, etc. que no siempre están libres, no siempre funcionan con garantías y no siempre existen. Quiero tomarme mi tiempo para escribir los post, mi tiempo para colgar las fotos, etc. es decir, debo llevar conmigo ordenador y conexión a Internet. Me temo que con un móvil o pda en esta ocasión es práctico por peso pero no cómodo para escribir nada. Lo mejor, un ordenador portátil y su correspondiente conexión a Internet, que unas veces será wi-fi allá donde exista y otras vía módem usb. Ahora sólo falta cruzar los dedos para que la cobertura no me falle, aunque no debería en la mayoría de los lugares en los que pararé a dormir.

Y claro puestos a elegir ordenador lo tengo claro. Para mi lo de llevar ordenador de viaje a todas partes no es nuevo así que hace tiempo que viaja conmigo un portátil ultraligero (de esos que últimamente proliferan en el mercado como miniportátil y ultraportátil). No llegan ni a los 700 gramos de peso y sus reducidas dimensiones hacen que tampoco sea problema llevarlo en la mochila de fotografía. Me permite pues escribir los post, descargar las fotos en su disco duro y conectarme a Internet. Imprescindible pues.



Resuelto los asuntos pc y conectividad, ahora bien la gran duda para un fotógrafo ¿qué me llevo? En realidad la duda no es tan grande puesto que conociendo el tipo de fotografías que voy a tener oportunidad de sacar, teleobjetivos potentes no tienen mucho sentido cuando se trata de rebajar peso. Me llevaré mi réflex digital (SLR-D) y también una compacta con buenos aumentos. Tarjetas de memoria suficientes para no tener que borrar nada. Descargar si, pero borrar no; de esta forma tengo copia de seguridad de las fotos en el portátil. Completa la lista un flash, un par de baterías de recambio, el monopie de trekking y mochila fotográfica tipo riñonera/bandolera (pues la espalda ya estará bien ocupada portando la mochila de ropa).

2 comentarios:

  1. Hola Alfonso, cuando pases por Pamplona, pégame un toque.

    ResponderEliminar
  2. Hola Javier, descuida que así lo haré. Un abrazo

    ResponderEliminar