viernes, 19 de agosto de 2016

Ruta turística de Los Puertos

Bosque de Muniellos

Con inicio y final en Cangas del Narcea, la Ruta turística de LosPuertos realiza un recorrido circular de casi un centenar de kilómetros a través de dos bellos puertos de montaña: el puerto del Pozo de las Mujeres Muertas (1.098 m. altitud) y el puerto del Connio (1.315 m. altitud). Curvas y vistas panorámicas fabulosas me esperan en esta ruta que recorre, en parte, el parque natural de Fuentes del Narcea, Degañae Ibias.
La ruta está situada al norte de este espacio natural y se adentra en las comarcas del Narcea y de Ibias. Por estas montañas del occidente asturiano pasaron antaño comerciantes, ganaderos, mineros, etc. Esos pasos pretéritos están hoy asfaltados y permiten seguir comunicando de forma mucho más cómoda los valles de Ibias y Narcea a través de ambos puertos. Es un recorrido clásico de touring y, aplicado al ecoturismo, es uno de los más representativos recorridos de ecotouring de la provincia asturiana. Los atractivos naturales son múltiples pero sin duda el mayor aliciente es la primera parte del recorrido a su paso por el parque natural y, en la segunda parte de esta ruta, cuando se adentra en la Reserva Natural Integral de Muniellos mostrando panorámicas de ensueño sobre los bosques de Valdebueyes (Valdebois) y Muniellos. Os recomiendo recorrerla sin prisa. Es pródiga en paradas fotográficas, paseos, y tomas de contacto directas con parte de la mejor naturaleza astur.

Partiendo de Cangas del Narcea (WP.GR.11.80), tomo la AS-15 hacia Degaña. Enseguida se llega a la población de La Regla (WP.GR.11.81), que es el verdadero inicio circular de la ruta. Un cartel indica el sentido a seguir para ascender hasta el alto del Pozo de las Mujeres Muertas por la AS-29. No tarda la ruta en adentrarse en los límites septentrionales del parque natural Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Es el primer contacto con este espacio natural protegido, que no abandonaré hasta los primeros kilómetros de bajada del puerto. La subida acompaña el discurrir del río del Coto y el precioso valle que lo envuelve con su flora y fauna de ribera. Desde el Alto del Pozo de las Mujeres Muertas, que debe su nombre al trágico suceso de un grupo de mujeres sorprendidas por la tormenta (tal y como reza la leyenda) y donde los romanos almacenaban agua para las minas, las vistas panorámicas bien merecen una pausada observación (WP.GR.11.82). Iréis encontrando la señalización del GR203 (“Por donde camina el Oso”. Y el lobo podríamos añadir…). Al final del descenso se sale a orillas del río Ibias, y lo acompañamos hacia el sur hasta San Antolín, capital del concejo donde no debemos obviar una parada en el Aula de la Naturaleza del parque natural y el Centro de Interpretaciónde la Palloza (WP.GR.11.83).


El estrecho asfalto de la AS-211 me va a guiar en la segunda parte de la ruta. La subida hasta el Connio depara una vez más panorámicas de ensueño sobre Ibias. Destaca el valle y la ubicación del pueblo de Valdebueyes, que se disfruta muy bien desde el mirador del Sestón (WP.GR.11.84). Un manto de bosques cubre las laderas montañosas. Se respira naturaleza pura. No en vano estoy en la Reserva Natural Integral de Muniellos.
El que tengo frente a mis ojos es el fantástico Bosque de Valdebueyes, que cubre la cara occidental del puerto del Connio. Mirando hacia arriba a la derecha, se adivina este paso de montaña hacia el que me dirijo.
Bosque de Valdebois o Valdebueyes

En la parte alta aparecen los canchales, depósitos pedregosos que delatan el pasado pretérito glaciar de estas montañas. Alguno de ellos es atravesado por la carretera antes, y justo después de coronar el puerto del Connio (1.315 m.) máxima altura de la ruta. En estos altos parajes sobresalen (también entre los canchales) las formaciones de abedul que demuestran el papel cicatrizante de árbol para “cerrar” bosques.  Más abajo tejos, sauces, avellanos, pero sobre todo hayas y robles albares, muchos robles.


En el puerto del Connio (WP.GR.11.85), que divide los concejos de Ibias y Cangas del Narcea, no existe un mirador acondicionado como tal, pero tampoco hace falta pues la generosa visión hacia cualquier punto y la facilidad para aparcar permiten disfrutar durante unos minutos de la panorámica antes de comenzar el descenso. Toda la bajada es un espectáculo visual sobre el célebre Bosque de Muniellos, a cada curva la nueva visión sorprende y cautiva hasta casi hacer olvidar la anterior. Resulta imposible no detenerse en el mirador colgado sobre el valle del río Muniellos (WP.GR.11.86) y el marco de robles y hayas que lo cubre por completo. Muniellos presume de ser un bosque inmaculado, el mayor y mejor conservado robledal atlántico de la península Ibérica (y uno de los más importantes de Europa). A fe que lo es.
Mirador sobre Muniellos en la bajada del Connio.

Para comprobarlo la siguiente parada la efectúo en el centro de interpretación de Muniellos (WP.GR.11.87). Tras visualizar sus exposiciones, existe un pequeño sendero exterior que conduce hasta un par de miradores desde el que se disfruta una completa vista del Bosque de Muniellos y las múltiples vallinas o escarpados valles laterales en este valle fluvial del río Muniellos. Cada vez que vengo aquí quedo embelesado, contemplativo, exhausto ante tanta belleza. Sabedor de que por estas montañas se mueven animales como el oso, el lobo, el urogallo, el rebeco, el corzo, la nutria, el jabalí, la perdiz pardilla, el águila real. Uufff mucho peso pesado de la fauna autóctona…
Mirador en el centro interpretación de Muniellos 

De regreso a la carretera principal llego a Moal y a continuación Ventanueva (límite del parque natural; WP.GR.11.88), donde encuentro de nuevo la carretera AS-15  para regresar a La Regla y Cangas del Narcea. Magnífica jornada en esta gran ruta por las Reservas de la Biosfera asturianas.

Lista de Paradas (Way Points; coordenadas GPS) en la Gran Ruta por las Reservas de la Biosfera de Asturias:
WP.GR.11.80: 29 T698892 E4783454
WP.GR.11.81: 29 T696500 E4779581
WP.GR.11.82: 29 T680202 E4775133
WP.GR.11.83: 29 T673566 E4767404
WP.GR.11.84: 29 T683767 E4766861
WP.GR.11.85: 29 T685676 E4768156
WP.GR.11.86: 29 T688707 E4767993
WP.GR.11.87: 29 T690869 E4768891

WP.GR.11.88: 29 T694022 E4769818

sábado, 30 de julio de 2016

De Somiedo a Fuentes del Narcea

Teito en La Peral

Amanece un espléndido día en Pola de Somiedo, una jornada que promete cielo azul y aire puro. Así fue. Sin tiempo que perder y con el gusto de las casadielles todavía en el paladar me pongo en marcha. Por delante otra de esas jornadas de transición. Transición por aquello de cambiar de Reserva de la Biosfera pero desde luego no de una mera transición, no de una etapa de desplazamiento sin más. La salida por el puerto de Somiedo y la entrada por el de Leitariegos al parque natural Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, donde hoy me dirijo,  se encargan de que los alicientes naturalistas se sucedan.
En busca del oso...

Desde Pola de Somiedo (WP. GR.11. 80) subo por la carretera de montaña (AS-227) que conecta este rincón asturiano con la meseta a través del puerto de Somiedo. Lo hago remontando el valle del río Somiedo, espléndido en este día a finales de primavera, con los piornos repletos de flores amarillas y los prados somedanos de un verde intenso, hasta la parte alta del valle, bajo la espigada silueta grisácea de la Peña’l Rebezu, que roza los dos mil metros de altitud. A sus pies, la aldea de Llamardal (WP. GR.11. 81), de donde parte (o finaliza) la ruta que conduce hasta la braña de Mumián (PR.AS.11 ya comentada en el pasado post). No me resisto a una nueva parada en busca de osos. Aquí y un poco más arriba, en La Peral y su fantástico mirador (mirador del Príncipe) desde el que se domina todo el valle (WP. GR.11. 82). Me pasaría días aquí apostado… 
Parte alta del valle del río Somiedo


La mañana va avanzando. Es hora de continuar hacia Santa María del Puerto, en el Alto de Somiedo (1.486 m. altitud; WP. GR.11. 83) y penetrar en tierras leonesas hasta Piedrafita de Babia y Villablino para subir el puerto de Leitariegos (WP. GR.11. 84) y entrar de nuevo en el reino astur. Una entrada a lo grande, por una de las principales puertas de acceso a la Reserva de la Biosfera de Muniellos. En el alto toca una nueva parada para acceder caminando hasta la cercana Laguna de Arbás (WP. GR.11.85) o laguna del Puerto. Preciosa. Recupero para la ocasión una imagen de hace unos años de la pequeña laguna, una mañana de nieblas que aportan un toque mágico a este rincón de alta montaña del Principado…
Laguna de Arbás o del Puerto

De regreso al alto de Leitariegos, la siguiente tentación la encuentro al poco de comenzar el descenso por la carretera, absorto ante los paisajes que se abren a la vista dominados por el Cueto de Arbás (2.002 m. altitud). Un mirador permite un primer asomo a la naturaleza de este espacio natural. Es uno de los miradores del oso (WP. GR.11.86). En Brañas de Arriba (WP. GR.11.87), donde me encuentro, arranca un precioso sendero interpretativo que invita al visitante a “caminar al ritmo de las Estaciones” y conocer el calendario de los osos en Leitariegos. Estoy en Tierra de Osos, ¿existe un lugar mejor?

Tras 6,2 kilómetros ida y vuelta estoy de nuevo en el vehículo. Sólo me resta continuar carretera abajo hasta llegar a Cangas del Narcea (WP. GR.11. 88).
Estribaciones del Cueto de Arbás

La Reserva de la Biosfera de Muniellos se creó en el año 2000 en torno al célebre robledal atlántico y tres años después se amplió para incluir al parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Engloba una par de Reservas Naturales, el propio bosque de Muniellos y el Cueto de Arbás, De sus múltiples encantos os iré contando en los próximos post.

Lista de paradas (way points) en la Gran Ruta por las Reservas de la Biosfera de Asturias:
WP.GR.11.80: 29 T723308 E4774752
WP.GR.11.81: 29 T725237 E4770256
WP.GR.11.82: 29 T724352 E4769570
WP.GR.11.83: 29 T725879 E4767668
WP.GR.11.84: 29 T710462 E4763852
WP.GR.11.85: 29 T710006 E4763146
WP.GR.11.86: 29 T709874 E4764324
WP.GR.11.87: 29 T708141 E4765184

WP.GR.11.87: 29 T699268 E4783308

miércoles, 6 de julio de 2016

Highlights de Somiedo

 
Lago de Valle
Dedicado el post anterior al precioso valle de Pigüeña, en la Reserva de la Biosfera de Somiedo, quiero abordar en éste dos de los valles estrella del parque natural. Me estoy refiriendo al Valle de Saliencia, el más oriental, y al Valle de Lago, en el centro de este espacio natural. Y diréis los que los conocéis ¡mucho que contar de cada uno de ellos! ¿no? Pues tenéis toda la  razón, imposible desmenuzar las excelencias naturales de cada uno de estos valles en un solo post. Imposible del todo. Aprovechando que le he dedicado muchas líneas a la naturaleza somedana en mis diferentes blogs, quiero en esta ocasión poner sobre la mesa los principales recursos de cada uno de ellos. Lo que vendría a ser en términos anglosajones los highlights, es decir, lo que en mi opinión no os podéis perder en cada uno de estos valles.
Lagos de Saliencia

Comenzaré por el Valle de Saliencia:
El principal atractivo de este valle es el conjunto de lagos englobados, junto con el vecino Lago de Valle, en el Monumento Natural del Conjunto lacustre de Somiedo. Este racimo de lagos de montaña (WP.GR.11.73) se encuentra en la cabecera del valle y su acceso es una ruta bien señalizada que parte del Alto de la Farrapona, a 1.709 m. altitud (WP.GR.11.74), que da vista a la vertiente leonesa de la Cordillera Cantábrica. El asfalto deja paso a la tierra si queréis bajar hasta el pueblo leonés de Torrestío. Imprescindible caminata la de los lagos e idónea para ir en familia y con cámara de fotos.

Pero valle abajo, no podéis dejar de visitar algunas brañas por ser un elemento etnográfico indispensable en Somiedo y por el paisaje que se disfruta en las rutas senderistas que llevan hasta ellas; caminando por terreno donde osos y lobos se mueven a sus anchas. Personalmente me quedo con la braña de Ordiales (Arbeyales; WP.GR.11.75) en las faldas del Cordal de la Mesa, y su bello tramo empedrado de las Güérgolas, y en el fondo del valle la braña de Saliencia (WP.GR.11.76), que está junto a la carretera de subida al alto de la Farrapona.
 
Lagos de Saliencia
En el Valle de Lago, al que se accede desde Pola de Somiedo, el asfalto termina pronto (en la localidad de Valle de Lago), y eso  se agradece mucho a la hora de disfrutar de un valle de bucólica impronta. La carretera de acceso desde Pola ofrece vistas magníficas, especialmente sobre el valle del Río Cueva y la característica formación rocosa de Peñafurada. Muy cerca de Peñafurada se encuentra la Braña de Sousas (WP.GR.11.77) con el telón de fondo glaciar del circo de Peñachana (2.067 m.) en la sierra de Rebezu. Desde el Camping de Valle de Lago podéis llega a caballo hasta la braña. Fantástico.
Valle del Río Cueva

En la cabecera del valle se encuentra la cubeta glaciar que alberga el bello Lago de Valle al pie de los Picos Albos (2.109 m.) y la Peña Orniz (2.190 m.).

En el Monte de la Enrramada, pródiga en rebecos, son varios los enclaves que merecen una visita. Realizando la ruta que lleva a la Braña de Mumián (WP.GR.11.78), enlazando Coto de Buena Madre y Llamardal, os llevaréis una magnífica representación y quién sabe si un avistamiento osero.
Ruta Braña de Mumián

El pequeño valle del río Anginu (WP.GR.11.79), al que se accede también desde Pola de Somiedo, transmite algo especial. Acércate a comprobarlo.

Y muchos diréis también con razón ¿y la parte alta del valle del río Somiedo? No me he olvidado de él, pero eso lo dejo para el próximo post ya que lo recorreré en mi ruta de salida de Somiedo camino a Cangas del Narcea.
 
Braña de Mumián

Lista de Way Points (paradas) en la Gran Ruta por las Reservas de la Biosfera de Asturias.
WP.GR.11.73: 29T 735999 E477452
WP.GR.11.74: 29T 736947 E 4771269
WP.GR.11.75: 29T 729976 E4776170
WP.GR.11.76: 29T 733634 E4773455
WP.GR.11.77: 29T 728163 4770896
WP.GR.11.78: 29T 724816 E4771995

WP.GR.11.79: 29T 7211120 E4774553

sábado, 18 de junio de 2016

Por el Somiedo menos transtitado

Braña de La Pornacal

Belmonte-Villar de Vildas-Pola de Somiedo.

Hoy dedicaré la jornada completa a la visita del valle menos frecuentado del parque natural y Reserva de la Biosfera de Somiedo: el valle de Pigüeña.

Desde Belmonte hasta Villar de Vildas apenas distan 28 kilómetros. En poco más de media hora conduciendo  a un ritmo normal, acorde a las limitaciones de velocidad, uno puede cubrir esta distancia sin problema. En mi caso, ya lo habéis adivinado, invertí casi el doble de tiempo, disfrutando sobremanera del paisaje y muy atento a la carretera pues, como las señales advierten, es zona de osos. Conduciendo al amanecer, el movimiento osero es máximo en primavera-verano, así que mejor ir bien pendiente.
Señalización en la carretera

El río Pigüeña ofrece una naturaleza magnífica, que a medida que se remonta va adquiriendo cada vez más tintes de alta montaña, pasando del encajonado desfiladero por el que se abren paso el río, la estrecha carretera y poco más, hasta las zonas más abiertas de las partes altas del valle. Y hacia allá me dirijo, no sin antes efectuar una parada en La Corte, en Villar de Vildas (WP.GR.11.68), para saludar a mi amigo Adriano, dedicado al turismo rural desde hace muchísimos años. Que fortuna la suya, vivir plácidamente en un pedacito de paraíso.
Villar de Vildas

En Villar de Vildas se termina la carretera. Es preciso cambiar el coche por las botas de montaña, como me gusta, y continuar a pie valle arriba por pista hasta llegar a la Braña de la Pornacal, mi objetivo para esta jornada. Esta braña es probablemente la mayor  (34 cabanas) y mejor conservada de las muchísimas que existen en Somiedo. Es pues una ruta con gran tirón pero imprescindible. El recorrido está bien señalizado como PR.AS-14.1 y aunque transcurre por terreno abierto, sobre todo al principio, ofrece fantásticas panorámicas del hayedo de Las Sendas, uno de los muchos que crece en la umbría del valle de Pigüeña. Antes de llegar a La Pornacal se pasa por la braña de los Cuartos, más primitiva. Desde la Pornacal (WP.GR.11.69) la vista se llena de postales de alta montaña, con el valle de los Cereizales a la cabeza. Por La Pornacal pasa también la ruta (PR.AS-14) que comunica con La Peral, en la cabecera del valle de Somiedo, bajo la atenta mirada de Cornión desde sus 2.194 m. de altitud y potente silueta. Esta ruta entre La Pornacal y La Peral (dos brañas vaqueiras) a través del collado de Enfistiella (WP.GR.11.70) transita por terreno abierto, soleado y solitario. No será difícil observar rebecos pastando a primera hora de la mañana.
Piornos y prados inundados de flores en el valle de Pigüeña.

En la parte alta del valle de Pigüeña son múltiples los enclaves que se prestan a desplegar trípode y telescopio terrestre para otear el horizonte en busca de ciervos, rebecos, osos, lobos… y si encima luce un día como éste de mi última visita ¿se puede pedir más? Comunión total con la madre natura.
Patrulla Oso,

 
Teito en La Pornacal

Después de disfrutar como un niño en el bucólico valle de Pigüeña, pongo rumbo al vecino valle de Somiedo. Deshago el camino hasta Aguasmestas (WP.GR.11.71), en el límite del parque, para proseguir por la carretera AS-227 hasta La Riera y de allí a Pola de Somiedo (WP.GR.11.72). De nuevo angostos desfiladeros en la garganta del río Somiedo, que se abre generosamente antes de llegar a Pola. En Pola de Somiedo, capital del concejo, no dejéis de visitar el Centro de Interpretación del parque natural y el Centro de interpretación Somiedo y el Oso (Fundación Oso Pardo).